Deseando decirte Adiós

Os voy a contar una historia….

Quedan cuatro meses para que este año termine y no sabéis las ganas que tengo, una amiga me decía que no le gustaban nada los años pares, que para ella nunca eran buenos, pero al final malo, no lo siguiente.

Empezó mas o menos bien, pero llego marzo y nos cambió a todos la vida, una maldito virus, nos hizo frenar, nos encerró en casa en el sentido literal, durante muchos días, 51 después de aquel 14 de marzo, pudimos salir, con horarios pero salir.

Y ahora que estamos en otro punto, con la actividad de vuelta, todo lo que hemos pasado no nos ha cambiado nada, el respeto por todo lo que han hecho nuestros sanitarios, por esas horas y horas que han aguantado, les hemos aplaudido, hecho pancartas, dibujos, homenajes, y ahora vuelven a estar saturados porque hay personas que no cumplen unas sencillas normas. No lo entiendo, de verdad, y muchas gente pensando que todo esto iba a cambiar la manera de comportarse a al ser humano, pero no si cabe algunos fueron a peor.

Lejos Pero Cerca

Después de aquellos días, creo que fue el 11 de mayo si mal no recuerdo, comenzó la actividad poco a poco, aún seguíamos con horarios pero íbamos paso a paso volviendo a la normalidad. Pero tuve que volver a parar, porque el día 27 de junio me caí con tan mala suerte que rompí el tobillo, tibia, peroné y luxación lo que yo llamo un completo, que puestos hacerlo hacerlo bien, así al menos no volverá a romper. Total que otra vez “confinada” que remedio, ahora ya estoy en la fase final con muchas ganas, ya puedo moverme mejor, volví a caminar ( que parece fácil pero de eso nada), y haciendo formaciones y cursos y todo lo que puedo aprender para estar más preparada si cabe cuando todo este proceso de recuperación termine.

Como podéis leer mi 2020 esta siendo bastante malo, pero eso si siempre con el optimismo y vitalidad que me caracterizan, que ni la sonrisa ni en entusiasmo los perdí, al revés te da tiempo para reflexionar sobre todo.

Tengo muchas ganas de ver a mis amigos, de viajar, de ir a ver a mi Depor, ya queda menos, y por supuesto de pasear que lo echo mucho de menos, a mi me da la vida.

Solo espero que el 2021 sea un poco mejor que este , aunque tampoco hace falta mucho, es verdad, pero no solo para mí si no para todos. Sigo siendo optimista y confió en que todo irá a mejor. Los cambios siempre son buenos.