Os voy a contar una historia…

Empieza ya la campaña de navidad ,una época de muchos regalos, reuniones ,fiestas, celebraciones ,que este año serán pospuestas por todo, lo que el mundo esta viviendo. Me da mucha rabia por los niños que lo viven con ilusión, fantasía, magia, son lo mejor que hay. Pero este año no van a ser iguales, nos van a faltar ya no solo personas, familia, amigos…nos falta hasta ilusión, al menos a mí.

Yo no soy muy fan de la navidad, todo hay que decirlo, pero los que tienen niños en casa es diferente, el que llegue el día 25 y abran los regalos que les dejo Papa Noel en el árbol, la cara de felicidad con que lo hacen, las ganas de jugar con todos sus juguetes nuevos…Ojalá pronto todo pase y podamos volver a lo de antes.

Siempre tuve la ilusión de recibir un mensaje inesperado en Navidad, quizá sea porque piensas que todo cambiará con un simple texto, no lo sé, es algo que llevo dentro, solo con que alguien se acuerde de ti ya vale la pena todo.

Tengo muchas ganas de viajes, de pasar una Navidad en New York ,unos días diferentes, algo distinto, terminar el año cambiando cosas, cumpliendo pequeños sueños, que te dan un ilusión, y te cambian la rutina de tantos años igual. A veces es bueno probar cosas nuevas que te pueden traer otras mejores.

Foto Lejos Pero Cera-Patricia Rey

Volviendo al tema de viajes ,una de las cosas buenas de este maldito año, fue ese viaje a Almería, ir el él mismo avión que la plantilla del Depor, no sabéis lo que es, yo que como ya os conté en otro post soy deportivista hasta la médula imaginar la ilusión con que lo viví. Volvería a repetirlo sin dudarlo. Me reencontré con un amigo que hizo de guía turístico, bueno aún tengo que volver pero me enseño muchas cosas, y muy bonitas pero quedo mucho por ver. Hice muchas fotos y nos hicimos muchas fotos, la verdad fue un fin de semana de desconexión y muchas risas. Aunque la vuelta no fue tan feliz por el resultado, pero bueno unas veces ganas otras pierdes. Eso sí luego llegas al aeropuerto y te encuentras personas que no esperas, no se ni como fui capaz de gritar, creo que lo hice sin pensar. Ahora valió la pena me lleve la última foto con alguien antes de que nos encerraran y una charla, ni tan mal y poco a poco una amistad. A ver si nos vemos pronto de nuevo.

Si algo aprendí de todo esto, si cabe ahora lo tengo todavía más claro es que hay que vivir el momento, que todo lo que quieras hacer hazlo no lo dejes para mañana, que al final es lo que vamos a llevarnos.

Empecé a leer un libro Una tienda en París de Maxim Huerta hay una frase que me llamó mucho la atención y voy a compartir con vosotros “Los únicos límites que uno tiene son aquellos que uno se impone a sí mismo”. Es tan verdad, deberíamos de dejar de ponernos límites y vivir, por eso brindemos por la vida. El año que viene tendremos 365 días para volver hacer lo que queramos.

Y por eso esta Navidad aunque no sea como siempre hay que vivirla como se pueda, el año que viene tendremos otra oportunidad para hacerla diferente.

Felices Fiestas a tod@s y olvidemos todo lo malo de este 2020 y celebremos la vida y brindemos por todo lo bueno que esta por llegar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s