El Acoso en las Redes Sociales

Os voy a contar una historia…..

Últimamente el acoso y las faltas de respeto en las redes sociales están muy de actualidad por desgracia ,hay personas que en lugar de usarlas para estar informados, leer o compartir cosas interesantes, buscar trabajo, cursos, formación.. lo utilizan para hacer daño gratuito a personas que no conocen absolutamente de nada, que ni siquiera se molestan en tratar de hablar sin insultar, al contrario lo hacen para eso.

Sigo sin entender por qué hay personas así, yo creo que o tienen mucho tiempo libre o tienen carencias emocionales o de otro tipo, o simplemente son así que les gusta hacer daño a quien no piensa como ellos. Y se dedican a faltar al respeto detrás muchas veces de un avatar que ni siquiera tiene foto propia, pero no solo a la persona en cuestión si no a su familia, a quien la defiende porque es su amiga o amigo, a todo el que no le da la razón obviamente. En una ocasión una persona cercana a mí recibió todo tipo de palabras mal sonantes, faltas de respeto, algunas de verdad eran para alucinar pero mucho ,no entiendo el por qué sinceramente, no sé de que vale llegar a ese punto y sin conocer ni haber tratado a esa persona ni una sola vez. Es más un conocido me dijo que era mala persona, así porque sí, y yo le dije mira voy a conocerla y la juzgaré por mi misma, nadie me tiene que decir como es ni ella ni nadie.

Me cansa que la gente juzga sin conocer, sin tener un criterio propio más que el que alguien le dice, le comenta, es que yo lo conozco y es así y yo sé más que nadie, y si no es que, ya llevas una opinión previa y sin haber cruzado palabra alguna. Ya no solo es el linchamiento público son la cantidad de mensajes privados que mandan. Yo creo que contestando no se consigue nada más que enfadarse y darle más bombo a quien lo hace. Y no solo lo pasas mal tú, lo pasa mal tu entorno tus amigos, tu familia, la gente que te quiere y sufre contigo.

Es increíble la impunidad que tienen los que se dedican hacer daño de manera gratuita, hace poco tiempo hablé con alguien, que no viene al caso decir quien, aún quedando una conversación pendiente, estoy y pongo la mano en el fuego y no la pierdo, a que muchas de las personas de su entorno más cercano incluso esa persona, lo pasaron mal no es de agrado de nadie llegar a esa situación seas quien seas, una cosa es el debate y otra lo otro. Eso si los que se esconden son los “valientes”.

Creo que este tipo de herramientas están para , incluso a personas ,recuerdo la historia de un abuelo que a través de un video recomendaba a su nieto para que alguien lo contratara, igual que ellos muchas otras personas lo utilizan como una gran herramienta para ese fin. Que a mi me gustan y yo también las uso, para eso y para compartir cosas interesantes y debatir por supuesto, pero desde el respeto.

Otros por determinadas decisiones que toman, que la gente no sabe ni las circunstancias ,ni su vida ni el por qué, eso si a decir todo tipo de tonterías en redes sociales si, ahí son todos muy listos. Espero que tod@s estas personas nunca lo sufran, porque si supieran un poco solo un poco de lo que duele, a lo mejor no lo hacían.

Conste que yo también me equivoqué muchas veces, pero supe pedir perdón, que a veces se nos olvida lo necesario que es.

Hay una frase de estas que encuentras en internet que me viene a la mente ahora mismo que dice “ A quien juzgue mi camino le presto mis zapatos”.

Ojalá yo contigo….

Os voy a contar una historia….

En el amor me fue más bien regular, cuando me gustaba a mí no le gusta yo a él y al revés. No siempre eres correspondida obviamente. Pero alguna vez sí, recuerdo cuando era niña que me gustaba un chico del cole Edu se llamaba, teníamos feeling pero nunca cuajo nada, un día se marchó y nunca supe más. Ni a dónde se fue ni nada.

Luego más adelante siempre recordaré a Javi un chico de ojos azules que me dio mi primer beso tendría unos 16 años, que lindo fue él, lo del beso creo que nos faltaba práctica, me lo dio mientras bailábamos las lentas en la desaparecida discoteca Baroke que tiempos.

Tuve pocas relaciones duraderas en el tiempo, era joven y lo que más me apetecía era vivir experiencias y no atarme a nadie, mis amigas sí pero yo quería otras cosas.

Si que estuve con un chico un tiempo tres o cuatro meses, pero me vi que tenía que dar explicaciones y llamar y todo lo que conllevaba eso y dije yo ahora mismo no lo quiero, tampoco estaba enamorada, solo me gustaba. Quizá algún chico no me dijo nunca lo que sentía, por lo que fuera, yo no siempre fui tan atrevida, pero sí que cuando me gustaba de verdad se lo decía. Mis amigas siempre me decían que tenía mucho valor, pero yo siempre les decía que porque no? .Quién sabe que puede pasar que me diga que no, pero no me quedo con el y si…

Ahora ya no estoy en aquellos años, quizá no encontré a la persona adecuada todavía o si y no la veo, que a veces la tienes delante  y no te das cuenta. Si me apetece compartir con alguien experiencias, viajes, cenas, paseos, confidencias...y si le gusta el fútbol ya hasta eso, con lo que me gusta a mí sería perfecto.

Me encuentro en un momento de cambios ,de querer hacer cosas y con muchas ganas de vivir.

No sé si hay alguien que un día me haga ese click en el alma y vivamos una historia ,la nuestra, con canciones, atardeceres sentados en la arena sin nada más que nosotros, risas, charlas…donde con una mirada lo digamos todo, Con nuestros enfados ,por supuesto pero siempre desde el respeto y el cariño.

Soy una romántica no lo puedo evitar, el otro día tuve un sueño, que no voy a contar pero era tan sencillo y especial lo que pasaba que ojalá se haga real. No necesito alguien que me regale un día algo material, me gusta más que me regale momentos, que son los que realmente quedan en el corazón, eso para mí es lo bonito.

Creo que si no está algún día estará todos tenemos una mitad y yo también quiero la mía. A lo mejor encuentro pronto alguien con quien la vida empiece hoy y cuide con cariño cada detalle.

“Dos cafés dos butacas cómodas y la gente abarrotando el bar….solo los dos rodeados de gente solo los dos”

Más cafés, más risas, más charlas y menos whatsapp

Os voy a contar una historia…..

Las charlas pendientes, si esas que dejamos para otro día ,ese perdón, ese ya hablaremos otro día o te llamo mañana y hay veces que por la vida que llevamos nunca llega nada. Y cuando alguien se va de nuestra vida lamentamos no haberle dicho lo que pensábamos o sentíamos por miedo por vergüenza o por vete a saber que. O no decirle lo que sentíamos a alguien, yo procuré nunca quedarme con el, y si se lo hubiera dicho. Pero a veces somos cobardes o simplemente pensamos que nos va a decir que no, aunque eso no es más que un no, otro dirá si.

Yo no tengo muchos amigos tengo los que siempre están para lo bueno y lo malo, los demás solo son conocidos, y os aseguro que los buenos amigos los cuento con los dedos de una mano, al final son pocos pero buenos, son los que te respetan, con los que mantienes esas charlas al lo mejor no diarias, pero si frecuentes en el tiempo. Son a los que les dices ese te quiero que no quieres dejar pendiente, son los que te lo dicen a ti por que lo sienten. Los que nunca fallan.

Ayer hablaba con una amiga de lo mal que lo paso en cierto momento con esto de las redes sociales, a veces las personas no sabemos ponernos en el lugar del otro y empatizar, solo somos capaces de insultar y faltar al respeto a alguien que no conocemos de nada, hay gente que se esconde a través de un avatar que no es el suyo y gratuitamente se dedica a faltar y eso es lo que menos me gusta de las redes, creo que hay que respetarse sea en un lugar o en el otro, si alguien no es afín a ti o no piensa como tú no da a lugar a insultar.

Lejos Pero Cerca

El respeto es la base de muchas cosas de la vida, pero últimamente lo estamos perdiendo, y es algo que debería quedar para siempre, parece que este mundo cada vez es más egoísta y no piensa en el daño que puede llegar hacer a las personas, tanto si son amigos como si no.

Al final como dice la canción “El tiempo y los años colocan a cada uno donde corresponde” y os aseguro que pasa. Si sientes que te equivocaste y si es algo que tiene poca importancia, pide perdón, y sobre todo no hay nada mejor que el cara a cara, el whatsapp a veces crea malos entendidos, y os lo digo por experiencia, porque a través de él no se sabe como es una persona, el tono con el que se expresa, la manera de hablar todo, es muy frío.

Más cafés, más risas, mas charlas y menos whatsapp.