Os voy a contar una historia…

Estos días bueno llevamos ya varios, hablando de Madrid esa ciudad donde a muchas personas de este mundo tan variado ha acogido, donde algunos han comenzado una nueva vida, donde han ido a buscar esa oportunidad de un casting para un programa, una entrevista para un trabajo…una plaza en una universidad para esa carrera que quieren estudiar o ese máster que les puede dar la oportunidad de crecer y conseguir un buen empleo y formar una vida, o cambiarla para siempre.

Madrid es muy variado tiene desde las zonas más ricas y exclusivas donde viven personas de alto poder adquisitivo hasta las zonas donde viven personas como yo de un nivel medio, las que cada día nos levantamos para trabajar, para conseguir llevar un sueldo para nosotros y en algunos casos nuestras familias, y poder vivir con poco pero dándole si cabe más valor. Que me gustaría ganar más por supuesto a mi y a mucha gente más, pero repito para poder vivir dignamente, nada más.

No vivo en Madrid pero si mi madre nació allí en el Madrid vintage, esa ciudad donde creció, que nunca volvió porque no se dio la circunstancia y porque a mi padre lo de viajar no le va absolutamente nada, pero nada. No sé de donde sale tanta manía hacia una ciudad acogedora, no lo logro entender, donde hay gente buena, mala y peor, pero como en todos lados.

Sé que este post, habrá gente que lo lea y se pregunte que porque escribo sobre ello, pues porque es mi blog y me apetecía dedicarle unas líneas a algo que lleva dentro de mi desde hace varias semanas.

Foto Facebook Ayuntamiento de Madrid

Que sí que es donde más casos hay, que es…..y así hasta el infinito, pero todo malo, y tengo amigos de hace muchos años que viven allí y lo único que me cuentan son maravillas, que he vivido en primera persona, aunque estuviera poco tiempo pero estuve, y volveré, de echo sé me paso por la cabeza alguna vez el irme allí a buscar una oportunidad, hace unos años cuando aquí en La Coruña no daba encontrado una.

Las ganas de volver son muchas, porque tengo una amiga no voy a decir el nombre pero ella lo sabe, a la que tengo millones de ganas de volver a darle otro abrazo, como el que le di aquel día, aunque de vez en cuando se lo mando porque lo pasó mal, aunque ahora esta mucho mejor y feliz, no es lo mismo de manera virtual que en el tu a tú. Prometo volver.

Ojalá todo esto pase pronto y todos podamos volver a vernos, seamos de donde seamos. Que al final lo que quedan son las personas, el resto es totalmente secundario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s