Os voy a contar una historia…

Este blog, podía tener muchos nombres, de hecho era un espacio creado para tener toda la información de mi Curriculum.Pero  al final después de la  charla de wordpress de Manolo Rodríguez cambie completamente de idea y lo cambie absolutamente todo, imagen, nombre  y contenido.

Lejos pero cerca es un hashtag que cree hace mucho tiempo para decir eso de que a pesar de la distancia siempre estamos el uno para el otro. Es muy bonito y lo digo de verdad, tener un amigo que conoces desde hace más de dieciséis años, que nunca falta un mensaje, una llamada algo siempre estamos ahí.

Y os voy a decir una cosa, lo conocí por aquel chat de hace más de veinte años que se llamaba IRC, si si el primer chat que hubo y con el que te podías comunicar a través de las redes. Una vez vino ,bueno varias, pero la primera jamás la olvidare. Quede en una plaza muy céntrica de La Coruña, se llama Plaza de Pontevedra, porque él conoce la ciudad, ya había estado hace muchos años.Pues aunque solo fueron unos minutos, fueron los mejores minutos en años.Se me hizo corto no poder estar más tiempo y tomar un café. Pero aquel día si sé que me dio el primer abrazo de los nuestros de muchos que vendrían después

Hace tres años, unos días antes me avisó que volvía a “Nuestra Coruña”, la ilusión que me hizo que me lo dijera no lo sabéis bien. Yo estaba invitada a un evento de bodas, y fui por la mañana temprano para poder quedar después. Iba caminando por Los Cantones y venía de frente, esto a las diez de la mañana. Me fui hacía él para darnos otro abrazo de los nuestros, esos que te recomponen, que te llenan de energía y de mucha paz. Fue lo  mejor que paso aquella mañana. Os lo puedo asegurar.Es que hasta el evento me daba igual.A mi me apetecía pasar tiempo con mi amigo.

Quedamos hacia la tarde-noche en otro punto de la ciudad.Un poco más hacia  San Andrés.Esta vez para ir a cenar para pasar más rato y charlar y charlar durante mucho tiempo.Cenamos,paseamos y nos hicimos una foto para el recuerdo, que ya nos vale, no teníamos ninguna. Quedamos con unas amigas en un pub, donde reímos y lo pasamos muy muy bien,pero según pasaban las horas el cansancio hacia mella,y nos marchamos a descansar.

Nos despedimos en el mismo lugar donde nos vimos la primera vez, después de llamadas y mensajes y cartas durante muchos años. Que por cierto aun las conservo.  Me cogí un taxi y me fui llena de energía para casa. Tuve la suerte de poder quedar el día que se volvió para su casa, de tomarme un café aunque fuera un rato, de disfrutar de esos últimos momentos. Pero os puedo asegurar que valió la pena. Nos dijimos  adiós hasta la próxima visita, hasta el próximo reencuentro que espero sea pronto con otro abrazo sí  de los nuestros.

Tengo un palpito, intuición o como lo queráis llamar pero yo creo que este año volvemos a vernos. Además  sigo teniendo pendiente una visita a su casa, a su ciudad,a sus lugares favoritos.

Ahora ya sabéis por que se llama así el blog, porque no encontré mejor nombre que este.

#lejosperocerca

Gracias por leerme.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s