Os voy a contar una historia, de esas que no se olvidan. Aunque pasen los años. Permanecen para siempre.

Es una historia que me contaba mi abuela. Que murió hace tres años. Era una persona alegre, divertida y graciosa. Que nos contaba mil y una anécdotas de todo lo que le había pasado en su vida.

Vivió en muchos lugares, pero donde más permaneció fue aquí en La Coruña. Hace ya muchos años. No había nada más que un teléfono y fijo. Que lo otro vino después. Pues bien ella siempre me contaba que iba a dar sus paseos. Con sus hermanas y amigas. Por una calle que es Real. Está en el centro de la ciudad. Siempre me relataba la misma historia una y otra vez.

Yo cuando conocía a tu abuelo. Ya lo había visto antes. Y me gustaba mucho. Nada más verlo. Era un hombre muy guapo. Lo conocí donde se encontraban los chicos y las chicas de la época. Paseando por la calle real. Es para mí mucho más romántico que ahora.

Estuvieron muchos años de novios. Iban al cine. Que en su época .Estaba en los cantones donde ahora está el Kiosco Alfonso. Había dos pantallas una era la de la parte delantera donde iban los solteros y solteras. Y otra la parte de atrás la que ahora es el fondo de la sala. Y mi abuela como era muy pillina. ¿Adivináis dónde se puso? .Sí detrás. Yo sinceramente se lo dije muchas veces a ella, yo también lo hubiera hecho. Ya pasamos de las salas de cine en la calle a las confortables y con asientos cómodos y con calefacción.

DSC_0055

Siempre le gusto mucho el cine, era una enamorada de Clark Gable,siempre me lo decía y se lo decía a mi abuelo vaya par siempre terminaban picando.

Fue una luchadora.En la adversidad se levantaba.O al menos lo intentaba.Eso lo aprendí de ella.Me acordaré siempre.Cuando con 102 años se rompió la rodilla por cuatro sitios.El médico que la operara le dijo que no iba a volver a caminar.Que se iba a quedar en silla de ruedas. Pero gracias a su carácter logro levantarse. Poder caminar. Incluso curarse. Increíble el médico no se lo creía. Pero a base de fisio, de masajes.de ejercicios,y de mucha fuerza de voluntad hizo que fuera posible.

Siempre la recordaré como una persona luchadora, con una sonrisa pasara lo que pasara. Recuerdo que cuando salía en la televisión Sergio Dalma (mi cantante favorito), siempre me llamaba por si no me había enterado, justo antes de que él actuara. Lo curioso es que al final le acabo gustado, decía que parecía buena persona. Y sabéis que ,lo es, ella tenía razón.

Hasta escuchaba el Depor en la radio. Y lo “veía” en la tele como podía. Tenía cataratas. Que eran operables pero oye ella no quería y había que respetárselo. Me llamaba el mismo día para saber si iba a Riazor o jugaban fuera. Incluso al día siguiente para debatir el partido. Cuando perdíamos decía que no corrían que no se esforzaban. Y sabéis que no le faltaba razón a veces. Si mi abuelo hubiese vivido más años, y hubiera visto que le gustaba el fútbol, que bien lo hubieran pasado. Por cierto era del Madrid.

Cuando llegaba la navidad o su cumpleaños. Siempre hacía una excepción en cenas o comida dependiendo del momento. Vamos como la mayoría en esas fechas. Jamás y cuando digo jamás es asi,le sentó nada mal. Comía como todos, sin excepción,menos cantidad pero el mismo menú. Y eso que habitualmente cenaba Nescafe descafeinado con su bizcocho o magdalenas, no unas cualquiera las de La Bella Easo.

En las fiestas que hacíamos brindaba con su sidra y se tomaba su Estrella Galicia que como decía ella un día es un día. Es más cuando cumplió los 100 años lo celebro por todo lo alto, como debe ser. Fuimos todos, bueno casi todos. Disfruto como nunca. Yo le decía que hacia bien. Hay que vivir.

Un día mientras estaba yo hablando con ella en el sofá de su casa, como ella decía estaba como una reina. Me cogió la mano y me dijo “Disfruta de la vida que tu eres joven” me quedo tan grababa que lo estoy llevando al pie de la letra. Cada día que pasa cobra más sentido.

Por cierto no os dije como se llamaba, Herminia creo que era una de las abuelas más vistas en instragram y facebook. Cada año publicábamos una foto el día de su cumpleaños. Mis amigas alucinaban lo bien que estaba. Ni una arruga y sin cremas ni tratamientos ni hada. Toda genética y buena alimentación. Se fue hace tres años con 107 si lo sé algún día tenia que ser, pero que queréis que os diga. Te acabas acostumbrando y aunque sabes que algún día pasara siempre piensas un año más…

Eso si me dio tiempo a disfrutarla y mucho.Hasta fue bisabuela. Obviamente le dio tiempo a todo.

“Disfruta de la vida que tu eres joven”

Un comentario en “Las historias de mi abuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s